top of page
  • Foto del escritorCanvisas

El Tratado de México, Estados Unidos y Canadá no va a reformularse

En vísperas de la revisión del tratado entre estos países, la ministra de Comercio Internacional canadiense ha dejado claro que dicho tratado no va a reformularse dentro de 2 años. El Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá, llamado comúnmente T-MEC, no va a renegociarse, solamente va a revisarse para tener un punto de control, el cual puede asegurar que el acuerdo se mantenga al día.


Dicho proceso de revisión conjunta no es una renegociación en sí, se trata de llegar a un punto de acuerdo en específico que permita garantizar que el T-MEC o CUSMA en inglés, siga manteniéndose pertinente y que pueda continuar reforzando la competitividad. Esto además de la capacidad de recuperación de las naciones, al mismo tiempo que sirve a los intereses de un país como Canadá.


La funcionaria del alto gobierno del país norteamericano, al comparecer ante el Comité de Comercio Internacional de la Cámara de Representantes de Canadá, señaló que el gobierno canadiense ha hecho un gran trabajo en la renegociación del entonces llamado Tratado de Libre Comercio de América del Norte o TLCAN, el cual está vigente desde el año 1994, para ser sustituido por el T-MEC, vigente desde julio de 2020.


Uno de los artículos del tratado establece que dicho acuerdo va a terminar 16 años después de su entrada en vigor, a menos que cada parte confirme que desea continuar con el acuerdo por un nuevo lapso de 16 años. Todo ello de conformidad con los procedimientos del Tratado.


Entre los procedimientos propios del acuerdo, establecen que, en el mes de julio del año 2026, en el sexto aniversario de la entrada en vigor de este, la Comisión de Libre Comercio va a reunirse para revisar el acuerdo y cualquier recomendación presentada por alguno de los países, además de decidir acerca de cualquier acción apropiada.


Ante el mismo Comité de Comercio Internacional, el representante de los Asuntos Regulatorios Internacionales y Antimonopolio de la Cámara de Comercio de los Estados Unidos o USCC, manifestó que sus miembros están enfocados en mantener el estatus de la revisión del T-MEC.


Si bien las tres partes del acuerdo son Estados soberanos y que tienen la libertad para retirarse del T-MEC con un preaviso de seis meses, ninguna de las partes ha identificado razones convincentes para comenzar una renegociación amplia de este acuerdo, debido a que en varios ámbitos no se ha implementado por completo.


Después, el mismo representante argumentó que la revisión es una oportunidad para que se garantice el cumplimiento cabal del acuerdo existente, ya que es prioridad de la comunidad de empresarios estadounidense.


Por último, ha referido lo comunicado por la presidenta y directora ejecutiva de la institución rectora estadounidense (USCC): como en cualquier otro acuerdo comercial, el T-MEC no vale en el papel en el que está impreso si no hay cumplimiento y una aplicación significativa.


Ante esto, los sindicados de los Estados Unidos han esgrimido argumentos desde hace tiempo, señalando que es necesario fortalecer la aplicación de la ley laboral en los acuerdos comerciales, con el objetivo de proteger a los trabajadores de este país.


Otros, en cambio, explican que la política interna puede ser la forma más directa y efectiva de mejorar la situación de los trabajadores, en especial, en países desarrollados como los Estados Unidos. Igualmente, se puede hacer una evaluación acerca de los objetivos cumplidos del T-MEC y los requisitos de la Autoridad de Promoción Comercial o TPA, y si el cambio en las políticas comerciales bajo el presente acuerdo se van a emplear en futuras negociaciones comerciales.

12 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page